Michael Jackson, In Memoriam

Se murió el Rey del Pop. Eso dicen los periódicos cuando me voy a la cama con la esperanza de que lo desmientan mañana y Michael vuelva a enredarse con fiscales y jueces, y Neverland otra vez sea paisaje visto por cámaras insaciables.

Michael Jackson, “El Michael”, se murió.

Marianao, principios de los ochenta. Yo tenía una reproductora Hitachi y un TDK 60. “El Michael” era el dueño de la Cara A. Hizo felices a muchos.

En el mundo, Michael Jackson revolucionó las caderas otra vez. Y los hombros. Y la idea que teníamos de las coreografías y hasta de los muertos. Con él, el Pop se encaramó con fuerza a los titulares y desbancó la sosera de una Pop Music que era todo menos popular.

El chamaquito salido de los Jackson Five se robó la fiesta. Se adueñó de la fiesta. Beat It!!!

Peterpanesco, transracial, disidente de todo y de sí mismo, “el Michael” es un icono fin de siglo. De un siglo que con él se muere un poco más. Ya estaba muerto hace rato ese siglo horrible. Él lo acabó de matar.

Michael, descansa en paz.

26/06/2009 13:02

 

Esta entrada fue publicada en Memoria, Música, Pop y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.