Episcopales

¿Qué le pasó cuando a usted le comunicaron que había sido designada como Obispo de la Iglesia Episcopal aquí?

Obispo Nerva Cot Aguilera (OBI): Yo pienso que en ese momento sentí lo mismo que la Virgen María cuando le comunicaron que iba a ser la madre de El Salvador. Me sentí tan sorprendida que sencillamente mis palabras fueron: Bueno, he aquí la sierva del Señor, hágase en mí conforme a su palabra en paz. Y pienso que es desde mis 69 años una oportunidad para ayudar a la Iglesia en Cuba sabiendo que es una oportunidad privilegiada para evidenciar los dones con los que Dios ha capacitado a la mujer y contribuir así al fortalecimiento de la comprensión, a las buenas relaciones entre los seres humanos, a hacer posible desde nuestra naturaleza misma de ser mujer la ternura, la compasión, la mediación para solucionar inclusive los conflictos o diferencias que puedan existir.

Es fundamental para lograr que la Iglesia Episcopal en Cuba en estos tres años se consolide, crezca y pueda prepararse para elegir en el futuro un líder que pueda conducir los destinos de nuestra Iglesia.

Tres años de consolidación… elegir un nuevo líder… conducir los destinos… Um, si esta sierva le regala esas palabras a Alarcón, los americanos suspenden el embargo en un par de semanas.

 

Las razones de Pomar.

 

Reflexión sobre las reflexiones.

Metaliteratura. Y gestión de medios. Nacionales y extranjeros. Y agente de su propia obra. Y la vana amenaza: “mientras dura mi rehabilitación”.

Y Anita Snow, qué deje de comer… como los cubanos y se ponga a difundir por todo el mundo las reflexiones. Para eso está en La Habana.

23/06/2007


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.