Neda, la voz

Leo que la muchacha asesinada ayer por los basiyis, cuya agonía se abatió sobre el mundo desde Teherán, se llamaba Neda. Y leo que en farsi «neda» (ندا) significa «voz», «llamada».

Hay ocasiones en que las palabras ganan una significación aún más plena, porque transitan el camino que separa al nombre del símbolo, escapan de su mero significado para convertirse en metáfora que ilumina.

Acallar la «voz», «la llamada», de la disidencia asesinando al azar a una muchacha de nombre «Voz» ella misma es una metáfora definitiva.

Descanse en paz Neda. ¡Córrase la Voz! ¡Escúchese la llamada!

(Advertencia: las imágenes que siguen son de una extrema violencia.)

22/06/2009 1:34

 

Esta entrada fue publicada en Disidencia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.