Mañana, ¡Nueva York!

Leo que se les ha programado contramanifestación, como ya nos hicieron aquí en Barcelona el pasado 1 de febrero. Ya verán que se agradecen esos gestos de los amigos de la dictadura -siempre y cuando las autoridades velen por la integridad física de los manifestantes, claro.

Verle la cara al enemigo agudiza el ingenio y dulcifica los ánimos. Son tan imbéciles que uno llega a quererlos, aun cuando cabe cuidarse de abrazarlos. Babean a rabiar.

¡Suerte a todos mañana!

28/02/2009 23:13


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.