El debut de Castro II

El camagüeyano Adelante no da abasto. Las “figuras” que no se quieren perder el discurso que pronunciará esta mañana Castro II inundan la ciudad. Gente de fe. De la buena y de la mala.

No obstante, los periodistas de ese diario provincial no dejan pasar la ocasión de reseñar un bonito encuentro familiar con promesa de carne’e’puerco pa tó’el pueblo.

En compañía de Manuel Martínez, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños de Camagüey, (Aleida Guevara, “la hija del Che”) visitó el área de un campesino en la que apreció los resultados en la producción de cerdos, y afirmó que si personas como él hacen eso la alimentación en el país puede mejorar extraordinariamente en pocos meses porque este es un trabajo lindo y útil para la población cubana.

Entretanto, una criadita con delantal y exuberante pecho pasa el trapito una y otra vez por la flat screen de Castro I, que no quiere esta mañana mota de polvo sobre la cabecita de su hermano que debuta, ni palabra que se añada al discurso que ya habrá leído a estas horas, ni, sobre todo, que “Carlitos” Valenciaga se interponga entre sus ojos cansados y el meneíto de la muchacha con bayeta. “¡Quita del medio, coño!”, protesta.

En una geometría mayor, ese grito al dócil amanuense es el mismo que medio país le dedica al desmejorado dictador. Y ese medio país sintonizará sus feos televisores chinos dentro de unas horas.

Pero aunque chino el televisor, y apodado “la china” el orador, no hay indicios de que Marco Polo enseñe hoy ruta de la seda. Los más optimistas augurios aluden a comentario sobre mejoras en la ruta 32.

 

-Oye, jorgito, ¿cómo es eso que los de encuentro en la red te copiaron lo de Castro II? Te habrán pagado, ¿no?

-Cero pago.

-Y cero copyright.

-…

-De película… Ven acá, ¿eso no entra en “apropiación indebida”?

-Va y lo sacaron de la comedia de Lope de Vega.

-Ah, pero ¿quén te dijo que esa gente lee a Lope de Vega, chico?

-¿Y quién, que leen este blog?

-¡Allá tú!

-No, no. Yo siempre aquí. Y corto, que tengo mucho trabajo hoy…

-No, espera, espera…

-…

-Oye, qué pasa que no dices palabra de la onda freaky que anda por ahí…

-¿Lo dices por Soledad Cruz o por Luarca?

-Por Luarca, por Luarca…

-Todo se andará…

 

Decía Castro I que a este muchacho lo noquearon los dólares. En realidad, lo propulsó la incapacidad de ganar lo que merece por ese alado movimiento de piernas. El INDER urdió ayer carta para contentar al dictador. Firmada por los deportistas, tiene ese inconfundible estilo del funcionario tracatán:

Pobre de aquellos ricos que pretenden poner precio a nuestros ideales y de aquellos mal nacidos, que guiados por cantos de sirena, deciden traicionar al pueblo que los forjó y puso en ellos un día su esperanza. Pobre de aquellos gobiernos que hacen el juego a las políticas imperiales, robándoles a otros pueblos el talento formado con tanto esfuerzo y dedicación. Las ideas y principios de la Revolución jamás serán una mercancía, y a ella pertenecerá por siempre el Deporte que vive y crece en su seno.

Por la gloria de nuestra Patria, por nuestra dignidad de cubanos, juramos que jamás traicionaremos la memoria de nuestros héroes y mártires, que nos será más fácil dejar de existir, que dejar de serle fiel a la Revolución y a usted Comandante.

Mira que hay que ser imbécil para meter en un mismo saco las jabalinas y los dizque mártires, para poner al cargabates a acarrear aluminio y bronce fraguado en busto de patriota.

26/07/2007


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.