Las tardes de los jueves

La semana pasada en el Parlamento Europeo se votó una resolución condenatoria del cierre de Radio Caracas Televisión. La Cámara está compuesta por 732 diputados. Pero esa votación, que se produjo la tarde de un jueves -las tardes de los jueves la Eurocámara suele estar desierta- convocó a apenas 65 parlamentarios.

Al menos 65 voces europeas rebelándose contra el atropello, dirá alguno.

Pues, ni eso. Veintidós de los presentes votaron en contra de la Resolución.

He ahí la prueba palmaria de lo que importa la libertad de expresión a esos tipos elegidos para legislar desde el asiento de las convicciones democráticas europeas. Lo que les importan Cuba, Venezuela o Darfur. Lo que les importa todo lo que no sea gestionar subvenciones para los países donde nacieron y alcanzar mayores cuotas de poder que se traduzcan en más subvenciones.

Para tipos como esos pago yo los impuestos que esta mañana me anotó la Agencia Tributaria española corresponden al ejercicio pasado. Un año entero esquilmándome, pero hoy me recuerdan que quieren todavía más.

Supongo que para sufragar esas tardes de los jueves en Bruselas o Estrasburgo.

 

El Fiscal general de Venezuela, Isaías Rodríguez, dijo que los incidentes se fomentaron a través de internet y anunció que mandó abrir una investigación para hallar a los responsables.

Los bloggers. Siempre los bloggers.

28/05/2007 14:57


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.