Mañana, ¿qué se festeja?

Mañana habrá manifestación multitudinaria. Anuncian que millones de cubanos acudirán a las plazas de la Revolución a, según Granma y satélites, refrendar su apoyo al régimen que padecen.

Es el Día de los Trabajadores, instituido en memoria de anarquistas que se peleaban por más derechos para los obreros. Y es, por lo tanto, un día de memoria y reivindicación. Si en Chicago, se defendía la jornada laboral de ocho horas, los trabajadores que saldrán mañana a las calles en los países libres, lo harán convocados por los sindicatos, para exigir mejores contratos de trabajo, mayores prestaciones por desempleo, aumento de las medidas de seguridad en el trabajo, etc.

En La Habana, no. Anuncia hoy el Granma:

“Y serán los trabajadores, en multitudinaria celebración de su fiesta, a la que se sumará la familia cubana, desde los hijos hasta los abuelos, para hacer ondear nuestras banderas de lucha, las de ayer y de siempre, de la libertad y la independencia que gozamos y defendemos, las del trabajo y el desarrollo del país que tenemos que colocar cada día al mismo nivel con más eficiencia, productividad y ahorro, y las de hoy, en reclamo de justicia para que el verdugo vuelva a la cárcel, se le juzgue y no queden impunes sus horrendos crímenes, y por Antonio, Gerardo, Ramón, Fernando y René, nuestros 5 héroes antiterroristas prisioneros del imperio para que les sea devuelta su libertad y regresen a la Patria.”

La perversión de los regímenes dictatoriales abarca también, y principalmente, el capítulo de la memoria. El 1 de mayo, pues, verá en toda la isla a trabajadores pagados con salarios miserables, impedidos de asociarse libremente para reivindicar sus derechos, imposibilitados de trabajar por cuenta propia, e, incluso, de acceder a un régimen de libre contratación con las empresas extranjeras instaladas en su propio país, dando vivas al gobierno que los priva de todos esos derechos elementales. No saldrán a las calles a exigir mejoras al sistema. Lo harán, coercionados por los propios centros de trabajo donde vegetan, para felicitarse del magnífico país que les ha tocado en suerte habitar. Y para recordar a cinco espías confesos que cumplen sentencias de cárcel, en el país al que fueron a ejercer sus oficios de espías.

Uno asiste atónito a ese espectáculo –el Granma habla, muy precisamente, de que mañana el país se convertirá en “un gigantesco escenario de la nación, (a cuyas plazas) acudirán millones, combativos y combatientes, como el haz unido y fuerte que somos junto a la Revolución y al Partido, a Fidel y a Raúl”– y tiene que preguntarse si el mal está en los represores o en la dócil connivencia de los sometidos.

En el fondo, hacerme tal pregunta me produce ya el mismo aburrimiento que a los manifestantes la llegada de las fechas marcadas con la exigencia de vítores.

UPDATE:

El problema de titular mal. Esa forma de engañar al lector perezoso o escaso de tiempo. Es decir, a casi todos los lectores de diarios, lectores de titulares. Cuba abre el debate de los cambios, titula hoy La Vanguardia, como si se hubiera producido vuelco de situación. Basta llegarse hasta la entradilla para encontrarse con que “las propuestas y los debates son por ahora discretos, sin prisa y siempre dentro del sistema actual”. Y bajar al artículo para leer sus primeras palabras: “Tímidos vientos de cambio y de reforma soplan en La Habana”. “Tímidos vientos”, dice sin percatarse del oxímoron. Pero los más leyeron apenas ese “Cuba abre el debate de los cambios”.

Lo único que me interesa del artículo firmado por Fernando García son sus pesquisas en torno al reglado debate sobre la propiedad. Añade poco, pero ya se sabe que para tener algo verdaderamente sustantivo, habrá que esperar al día en que La Vanguardia y todos los demás, titulen, ayudándose de ese “abre”: Cuba abre el sarcófago para enterrar a Castro o Cuba abre las cárceles.

“El debate sobre las formas de propiedad se anunció a primeros de abril, de manera tan sorpresiva como discreta, en el periódico oficialista Juventud Rebelde. La publicación daba cuenta de la creación de un grupo de trabajo de “economistas, filósofos, antropólogos y otros especialistas” que empezaban a reunirse en el Centro de Estudios de Economía y Planificación para, “por primera vez, analizar con profundidad el tema de la propiedad en Cuba”.
El objetivo es buscar alternativas a la propiedad estatal pura y dura que, mediante un mayor incentivo a la producción y la prestación de servicios, ataje las preocupantes cotas de ineficiencia y corrupción en la mayor de las Antillas. Las propuestas que se manejan dentro del grupo y en otros círculos no lejanos al poder incluyen la creación de nuevas cooperativas o empresas colectivas o de cogestión con el Estado, la introducción de la propiedad privada o mixta en áreas ahora reservadas al Estado y el perfeccionamiento de las formas de empresa individual ya existentes en más de cien oficios cuentapropistas y en el campo, donde el 13% de las tierras de cultivo son de pequeña propiedad privada.
Además de la investigación anunciada por el rotativo Juventud Rebelde, destacan algunas aportaciones individuales, como la del historiador Pedro Campos, ex funcionario del Servicio Exterior cubano, que entre otras medidas propone no sólo la “propiedad colectiva directa” de los trabajadores en empresas medias y pequeñas, sino también “otras formas de propiedad y producción minoritarias, heredadas del capitalismo y sistemas anteriores, que la práctica misma libremente demande”.”

h/t: Penúltimos días

 

UPDATE:

El venidero número de The Nation parece urdido a medias entre Le Monde Diplomatique y La Jiribilla. ¡Hasta Rosa Miriam Elizalde cogió su fulita! A ver si ya puede pagarle a los taxistas, en lugar de denunciarlos.

Me llega trabajando. Mis comentarios, tras lectura más adelante.

Por lo pronto, vayan catando el inicio del editorial, en clave de AgitProp:

Changing Course on Cuba.

What do you call a US policy that allows a notorious international terrorist to walk free on bail? A policy that detains and fines a class of New York high school students for taking a study trip over spring break? A policy that has been repudiated at the United Nations by virtually every other country in the world? A policy that, after forty-eight years of abject failure, is still based on the false assumption that success–in the form of “regime change”–is just around the corner? Imperial. Illogical. Irrational. Insane.

 

Joseph Brodsky, a propósito de los espías y el aburrimiento:

“Siempre he considerado el espionaje la más vil de las ocupaciones, sobre todo, supongo, por haber crecido en un país a cuyos nativos no se les hubiera ocurrido la idea de contribuir a la prosperidad nacional”.

“Para un organismo avanzado la doblez es, en el peor de los casos, una opción; para uno más simple constituye, sin embargo, un mecanismo de supervivencia. En ese sentido, los espías escogen ser espías tanto como un camaleón escoge su pigmentación: no pueden ser de otro modo. La doblez, después de todo, constituye una forma de mimetismo, máxima aspiración de tales organismos. Esta afirmación podría ser discutible si los espías espiaran por dinero, pero los mejores actúan por convicción. Los mueve el entusiasmo, o, aún más exactamente, el instinto, libre del freno del aburrimiento. Pues el aburrimiento frena el instinto. El aburrimiento constituye el indicio de una raza evolucionada; por decirlo así, un signo de civilización.”

De “Elogio del aburrimiento”, en Del dolor y la razón, Ed. Destino, Barcelona, 2000. Traducción de Antoni Martí García.

 

Los Borbones, como los animales de corral, continúan reproduciéndose. Tal es el orden natural de las cosas. La pregunta es cómo todavía sigue importando a la política la reproducción de los primeros, si no lo hace la de los segundos.

 

De contra: la Chicago Historical Society mantiene un completísimo espacio sobre los sucesos del Haymarket. Facsimilares de las pruebas presentadas al tribunal, transcripciones íntegras de las declaraciones, galería de imágenes de la prensa de la época, parafernalia policial y anarquista.

30/04/2007 22:27


Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.